Comederos elevados ¿Cuáles son sus beneficios?

No solamente se ven bien estéticamente sino que los comederos elevados están teniendo beneficios es nuestras mascotas que lo usan. Aquí te contamos todo lo que hay que saber sobre este estilo de alimentación.



Postura: Lo ideal es que el plato se encuentre a la altura del codo del perro o gato, esto ayudara a que no tenga que bajar demasiado la cabeza, le darás apoyo a su espalda y a sus articulaciones de las patas ya que no tendrá que agacharse para comer o beber. Además de que los alimentos pasaran fácilmente por el tracto digestivo y disminuirás la probabilidad de que sufra dolor, vómitos o gases.


Higiene: Aunque puedas considerar que no es mucha la diferencia pero la altura evitara que el alimento y agua se exponga con la suciedad del suelo y mantendrá más limpio su plato. Por otra parte, va en conjunto con su postura ya que ellos levantan la cabeza constantemente para tragar sus alimento y pueden tirar un poco al suelo, la altura ayudara a que no desperdicie tanto el alimento y se aproveche lo mejor que se pueda.


Mascotas mayores y enfermos: Cuando nuestro gato o perro son avanzados en edad o sufren de alguna enfermedad, definitivamente el factor de la posición le ayudara aun más a ellos, recuerda que la intención es darle las mejores comodidades por su edad o condición.


Plato en su lugar: Si tu perro o gato es de los que se llevan el plato, muerden y después no sabes donde alimentarlos, la base o soporte que traen este tipo de comederos disminuirán las probabilidades de que se lo roben para destruirlo.



¿Cómo elegir el mejor comedero?


Fíjate también en los materiales elige los más higiénicos, resistentes y fáciles de limpiar. El plástico se desaconseja porque a algunos ejemplares les puede provocar dermatitis alérgica por contacto. Además, absorbe olores y se degrada con el tiempo. El acero inoxidable, por su parte, es una muy buena opción, resistente y fácil de limpiar. La cerámica o el vidrio están bien, pero es sencillo que se rompan.


Por otro lado, son muchos los comederos elevados para perros y gatos que incluyen un recipiente para la comida y otro para el agua en el mismo soporte. Vigila que puedan extraerse para una mejor higiene. Tener estos dos comederos pegados no siempre es buena idea. Las mascotas al beber es normal que goteen, y si el agua cae sobre alimento seco puede humedecerlo, lo que lo convierte en un producto que se estropeará con facilidad si el perro o gato no come rápido toda su ración.


2 visualizaciones0 comentarios